Google+ Followers

domingo, 8 de octubre de 2017

MACCHIATO, Las consecuencias de una verdad oculta

Acabo de leer Macchiato, novela romántica de la autoría de Jull Dawson,  una persona que quiero mucho, quien me ha dado guías para realizar mis trabajos, aunque no todas las he seguido al pie de la letra, debido a exigencias de la trama y desarrollo de las mismos.,
            Un romance corto, que termino en una consecuencia esperada, por una e ignorada por el otro. Una mentira que destruye un amor que inicia y el tiempo, que como siempre lo hace, coloca las piezas disgregadas en el debido lugar. Y un amor que lo desafió todo, en medio de guerras por tecnología y la mafia, como siempre, acechando como lagarto hambriento de sangre.
            La madre de Maxine, Amy, un carácter inolvidable pese a sus pocas apariciones en la trama,  una mujer orgullosa e indoblegable que crio a una hija sola, quizás en un tiempo que ser madre soltera no era precisamente motivo para enorgullecerse sino todo lo contrario.  Otra en esas circunstancias no hubiera contado con sus padres para ayudarla, pero no eran otros padres, eran los suyos y fueron excepcionales y estuvieron a la altura de lo que se les pidió. 
            Pudo quedarse callada para siempre, si su hija no hubiese aplicado para esa empresa, pero las medias verdades no pueden subsistir mucho tiempo escondidas. Maxine, ni sabía todo lo que había detrás de ella, una profesional con anhelos de superación y también de escalar posiciones de responsabilidad donde demostrar su capacidad e inteligencia.  Una mujer que lucho duro para estar en el lugar que deseaba, hasta que llego el amor, y como siempre enreda todo primero, para desenredar después.
            Ethan, al principio me pareció el típico galancito creído, que juega con todas y con ninguna se queda.  Hasta que vi que sin hacer mucho, esta chiquilla, que me tuvo al borde de mi asiento con cada paso que daba en la historia, lo puso a caminar de cabeza.  Y a plantearse hacia donde estaba llevando su vida.
            Patrick, un hombre que conoció el verdadero amor en una tarde veraniega hasta que el destino y un deber en base a una mentira,  lo alejó  por años de lo que siempre fue su verdad.
            Una novela romántica diferente, actual, donde el espionaje empresarial, los desvíos de un hijo mal portado, un padre japonés con exagerado sentido de honor, lealtad que toma una decisión que para mí no fue la mejor, debió dejar que la ley lo castigara, pero que se justifica.  El ver a una inocente en peligro lo hizo actuar así, lo cual habla muy bien de él  aunque hubiese dado una orden tajante en todo sentido.
            Un final feliz, una nueva vida que se asoma, un amor en animación suspendida que revive, pese a lo que los separó.   Y una pareja a todas luces desigual, pero enternecedora aunque a veces quisiera darle de coscorrones  a ambos, por lo necios y tercos que son.
            Una novela que me tuvo entre risa, rabia, terror, de principio a fin.  Giros inesperados que me sorprendieron, la autora supo tenerme pegada a la pantalla.  Pese a que las lecturas mías son algo pesadas, esta resulto un refresco para  los ojos.  Si Damasco es así, no tienen nada que pedirle a nadie.  Gracias  Jull por una hermosa creación, que no solo entretiene, sino que hace reír.